Joannaileth López- Afronta tu dolor

Joannaileth López: Las personas que logran convertir su valle de lágrimas en fuente de bendición son aquellas que aprenden a encarar su dolor. Nadie es capaz de vencer a lo que no se enfrenta, y no se puede enfrentar algo que no se acepta. Esta es una verdad poderosa pero para que eso ocurra debemos renunciar al querer escapar y al síndrome de la huida, al miedo que la anticipación del dolor nos produce, al pánico que nos provoca revivir la herida y volver a sufrir.

Es tan común el sepultar los temas que nos duelen, la infidelidad del esposo, la muerte de un familiar, la vergüenza de su hijo, el divorcio, el fracaso, la bancarrota, el desempleo, en fin los estereotipos sociales que nos dicen que algo fallo en nuestras vidas; estos temas no se hablan en casa se sepultan en nuestros recuerdos como si nada paso. Para que hablar de algo que no es digno de sentirse orgulloso, sino todo lo contrario, da vergüenza y es mejor cerrar los ojos y no ver la realidad.

Se define que pasar la página ya no es superarlo sino obviarlo, la felicidad se ha convertido en una actuación y ha dejado de ser genuina y espontanea porque aunque sonreímos por dentro nuestra alma está seca, sucia, sola adolorida y completamente vacía.

No es fácil borrar las heridas del alma y siendo realistas nunca la olvidaras, la meta es recordar sin dolor que aunque en un momento se vivió cualquier cosa es necesario entender que quedo en el ayer y nunca más volverá a pasar, al menos no necesariamente se debe repetir.

¿Porque se cree que perdonar una falla trae consigo hacerse el loco y que nunca más se pueda traer a la memoria?, señoras así no funciona esto, vas a recordar y analizar el momento una y otra vez hasta que comprendas el hecho de que no es tu culpa, tal vez ni siquiera sea de la otra persona, a veces la vida nos empuja hacer cosas que no queremos y que fuertes son el peso de las consecuencias, amargarse la vida por el orgullo y el no perdonar es más común cada día.

Cuanto no he visto y he vivido, perderme de momentos gratificantes por recordar constantemente algo que ya paso, ya murió y tal vez tuvo menos importancia de la que le puedo dar, y aun así ya no se puede cambiar. En este tema de los recuerdos hay dos patrones clave el que lo ignora para no afrontar el dolor y ser libre o el que se tortura a diario con el recuerdo en detalles de la herida.

Ambos están errados si vas a recordar que sea para sanar, para perdonar, para liberar no para cuestionar e indagar razones y consecuencias que muchas veces ya no tienen validez.

No ignores tu realidad, ni sepultes tu sentimientos sácalos a la luz y deja que tu alma vuelva a brillar.

 

Creditos: Joannaileth López- La Chichi Dice

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s